Hotel Consolación en Monroyo

La obra firmada por el estudio Camprubí y Santacana Arquitectes es una apuesta innovadora.

Consta de un caserío central donde se concentran los servicios y las áreas comunes, más diez habitaciones edificadas en forma independiente. Del hotel, que le roba el nombre a la ermita, llama la atención su gran vocación naturalista. Las habitaciones, para empezar, no son habitaciones clásicas, sino cubos individuales de madera, colocados a unos 100 metros del núcleo central del hotel sobre un acantilado. Contractart construyó todas las chimeneas metálicas tanto de las zonas comunes como de todas las habitaciones.